Cronopio de la cosmopista

porque los Cronopios nunca mueren.

“Salvarme de qué, me pregunto. Pero precisamente de eso: salvarme de que hoy no pueda hacer otra cosa que preguntármelo, y que no haya otra respuesta que el humo del tabaco y esa vaga esperanza inútil que me sigue por las calles como un perro sarnoso.”

Julio Cortázar - El otro cielo (via miss-catastrofes-naturales)